jueves, 10 de marzo de 2016

Hasta siempre Mariscal



En épocas en que no había Espn ni esas cosas, en quien sabe que programa radial, solía atender a sus oyentes Roberto Perfumo.
Y es así, porque además de llevar adelante el programa con otros buenos periodistas... llamo, consulto y opino acerca de algo que se estaba hablando y me responde personalmente y se da la charla más larga que pude haber tenido como oyente con el titular de un programa radial.

Recuerdo algo similar con el conductor de un programa musical de avanzada en las trasnoches de los '70: "El tren fantasma", que no recuerdo su nombre. También apenas vuelta la democracia con un periodista de apellido similar al Chavo Fux, pero que no era él. Y también con el tan amable Carlos Rodari.

Pero aquella charla con el Mariscal fue llamativamente larga. Y lo digo así porque quedó instalada en mi memoria esa inolvidable capacidad de atención, de un periodista hacia un oyente
Ni siquiera se si él y tantos fubolistas, hoy en los medios lo son, periodistas digo, pero en general han sido buenos para el oficio. Como el Patrón Bermúdez, quien supo acompañarlo en la tradicional mesa de "Hablemos de Fútbol" o como Diego Latorre que se revela como excelente comentarista.

El caso es que guardo ese recuerdo de este hombre que me supo emocionar junto a aquellos, sus compañeros de campo del inolvidable "Equipo de José" cuando el triunfo ante el Celtic en Montevideo, para la obtención de la primera Copa del mundo de parte de un equipo argentino. 

Y es que antes era muy distinto realmente.
Es penoso ver a hinchas muy jovencitos hoy, protagonizando verdaderas batallas campales, desplegando un odio irracional hacia cualquiera que ostente la camiseta del equipo rival.

Nosotros, los hinchas del Rojo, aplaudimos de pie en nuestra cancha al equipo archirrival que se había levantado con el campeonato del mundo.
Yo era chico, vi aquel partido en la tele blanco y negro con expectativa y ahí estuvieron aquellos once gladiadores con un Perfumo muy joven que llevaría a lo largo de los años una carrera inolvidable. Como jugador; jugador bravo, al estilo de los recios defensas de antes. De un Navarro, de un Aguirre Suárez.
Jugador sensible en la vida.

Hasta siempre Mariscal del área grande. Abrazo de gol (ese saludo que lleva tu firma).

Se ha ido un imprescindible del fútbol.
 

5 comentarios:

  1. el conductor del programa el tren fantasma era omar cerasuolo

    ricardo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siií, totalmente! Otro grande de la radio que también se fue. Gracias por el dato.

      Eliminar
  2. Mirá que no soy futbolero, pero yo también lo voy a extrañar. Esa Intercontinental fue inolvidable, ganada por el Equipo de José (Perfumo contaba anécdotas de Juan José Pizzuti) que, el año anterior, había sido un campeonísimo argentino con el récord de 39 fechas sin perder... y después de perder con River, por las dudas, siguieron otras 21 o 22... Yo era chiquito y me acuerdo, sin futboleros en la familia más que un abuelo de Boca (los historiadores lo recuerdan como "Firpo"... alguna trompada habrá pegado en la cancha). Y cuando este abuelo llegaba a su casa sabiendo que estaba yo, su único nieto, entraba cantando "dale Racing, viva Racing" por eso, porque estaba yo. Hoy (medio siglo después) no sé ni quién juega en el equipo...

    Mirá si te mueve cosas esto... lo escuchaba en Nacional todos los días, no por el fútbol sino por él mismo.

    Comparto, por supuesto, el HASTA SIEMPRE, MARISCAL. Abrazo de gol.

    ResponderEliminar
  3. Un Señor. Respeto.
    Que descanse en paz.

    CK

    ResponderEliminar