lunes, 16 de mayo de 2016

Carta abierta evidentemente superada por la intelectualidad Pro


Penetre en la dimensión Rozitchner, integrante de esta nueva constelación de Ñoquis-Pro dispuestos a declarar las cosas más inimaginables a cambio del hueso que le tiran generosamente en Balcarce 50 y tenga a mano una experiencia inigualable en esta era donde decir cualquier cosa y todavía ser premiado es ya moneda corriente.

Los dejo pues con este filósofo que ve al presidente Mauri como una especie de Che Guevara aggiornado a estos tiempos locos que nos tocan

“Cambiemos toma y realiza las banderas de la izquierda”

asegura, por aquí

A sus 55 años, Alejandro Rozitchner nunca había entrado a Casa Rosada. Para este filósofo de barba, ojeras y perfil rockero, ese edificio representaba algo lejano e impenetrable. Ahora, a cinco meses de asumido el PRO, se le desmitificó: “Es un lugar de trabajo normal”. Desde su oficina en el segundo piso, llama con familiaridad al bar para pedirse un ristretto. Amigo de Mauricio Macri y ghostwriter presidencial, está muy a gusto en su rol y da por hecho que tiene conchabo estatal para rato: unos siete años y medio más.
—¿Cómo te hiciste amigo de Macri?
—Empecé sospechando. Yo vengo de un lado más intelectual, rockero y neohippie. Y él es un ingeniero deportista.

—Y millonario.
—Sí, olvidaba ese detalle. Por eso me sorprendió la facilidad de nuestro trato. Lo conocí por un amigo en común y tuvimos afinidad. Y ahora me sorprende ser parte de esta aventura en un gobierno democrático-revolucionario.

—¿Revolucionario?
—Sí, está cambiando las coordenadas de la política: su insistencia de ir contra la corrupción; un equipo sano; un trato directo con la gente; darle valor y sentido a ser buena persona. Es una revolución apacible y tranquila. Vidal le ganó a los antiguos machos prepotentes.

—Mencionás cambios de estilo y no tanto de prácticas.
—De prácticas, ni hablar. Los ministros han sido nombrados en función de su capacidad y conocimiento, y no como cargos políticos.

Sergio Bergman, ministro de Ambiente, no tenía ninguna experiencia.
—La capacidad no está ligada siempre al manejo de un tema. En general fueron elegidos por capacidad.
—En muchos casos el vínculo es con la función privada. ¿Hay una Ceocracia?
—Fue dicho con mala intención. Está perfecto que la gente venga teniendo experiencia en el sector privado. Y que hayan dejado sus carreras exitosas para aportar a lo público.
—¿No hay riesgo de afinidad con sus empresas por inercia?
—En el Estado, el riesgo es la inercia de la burocracia: la simulación de gestión. Hacemos como que nos ocupamos de las cosas. Ahí también hay un factor revolucionario. Parece la izquierda. Cambiemos es quien toma y realiza las banderas de izquierda.

—¿Qué banderas?
—Básicamente, la lucha contra la pobreza.

—¿Macri busca traicionar a su clase social?
—No diría que la traicionó: la idea de lucha de clases debe ser revisada. Pero lo veo muy enfrentado con los empresarios, a los que conoce muy bien. No les tiene simpatía.

—¿No hubo muchas medidas a favor de los poderosos?
—Para nada. La quita de retenciones no tiene que ver con darle plata a los que más tienen: es dar trabajo. Para distribuir la riqueza primero hay que crearla. Es un capitalismo sano e inteligente.

—¿Cómo explicás los Panamá Papers?
—Cuando salió quise saber de qué se trataba. Pero no hay nada. Aparte Mauricio fue a la justicia para que se aclare.
—¿Armó las sociedades para pagar menos impuestos?
—No tengo la más puta idea de ese mundo. Da la impresión de que es una práctica habitual. No manejo temas financieros, por desgracia.

—¿Es cierto que Macri no lee los diarios?
—Bastante cierto. Conoce los temas, si bien delega y deja hacer. Pero los diarios son campos de pasiones. Además, alguien tiene que estar pendiente de la realidad. Así que es sano que no los lea.

“La marihuana me fue útil”
Paria en el ámbito académico (sus muy requeridos cursos sobre “Positividad inteligente” suelen ser motivo de burla), ahora Rozitchner también se consolida como un bicho raro en la política. “En la academia no se me toma en serio. Soy distinto, pero no es intencional. No me siento formado por la filosofía: sí más por Led Zeppelin que por Platón. Me enseñó más la marihuana que algunos autores”.


7 comentarios:

  1. Hay un personaje "amigo guru" de CEO en la serie silicon valley que lo pinta de cuerpo entero

    ResponderEliminar
  2. Como dicen los pibes ahora, "me dió cáncer" leer esa entrevista.
    Asombrosa la capacidad del Pro para recolectar la peor clase de basura. Esta mugre social (los Avelluto, Rozitchner, Loperfido, Piter Robledo, Mauricios, etc) criados al amparo de la corrupción, la ignorancia y la vagancia de las clases altas ahora flotan como soretes a la superficie con el triunfo de la nueva Alianza Delaruinista. A ellos les dimos la conducción del país, a los enemigos del pueblo, el trabajo y la educación.. ¿Qué puede salir mal?

    ResponderEliminar
  3. Lo único que me causa esta entrevista es lástima. Es un pobre imbécil dispuesto a decir cualquier estupidez sin sentido para respaldar al gobierno. Pobre tipo.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, al coso éste lo tenía por "filósofo" un tanto más pichón, debe ser un saldo de aquella época en que era "columnista" de pergolini en radio; en fin, todo un sócrates pendeviejo...
    Es lógico que a san mauricio de panamá lo vea como "de izquierda", en el pastiche amorfo que es la pandilla amarilla cualquier cosa es posible y la dislexua filosófica/política de un vivillo con pretensions de intelectual es motivo de distinciñon.... seamos serios, si la vice con ruedas dice las burradas que dice, un coso que puede mechar un par de frases y conceptos "cultos" es casi milagroso. Y que conste que ni menciono al resto de lenguas pro, es lunes, comienza una semana, los suelfos ya se agotaron o casi y no quiero que me acusen de incitación al suicidio de los lactores...
    Eso sí, que me disculpe Marcelo Ignacio, el especímen no es ni imbécil ni pobre, es un mercenario que encontró un filón y lo aprovecha; lo peor es que está lejos de ser el único.

    ResponderEliminar
  5. seria como un Ródchenko pero del Destruccionismo Amarillocorpocrato

    ResponderEliminar
  6. Si su padre se levantara de la tumba lo cagaría a patadas en el culo.
    Este si que no aprendió nada de su viejo y desmerece el nombre de León Rozichtner.
    Gachi

    ResponderEliminar
  7. Evidentemente el faso que fumaba era del malo.
    Igual por las respuestas parece que lo de este tipo va mas por el lado del LSD.

    ResponderEliminar