martes, 23 de agosto de 2016

Cambio de época - Los genocidas a la calle





4 comentarios:

  1. Siempre escucho el programa de Caruso y su editorial de hoy aclaró - por si hubiera hecho falta - muchas realidades. Ese cambio de época, ese trueque de oro por baratijas, ese verdadero e indudable cambio de futuro por pasado, visto en un contexto más amplio, incluye compromisos ocultos perfectamente plasmados en varios editoriales de la tribuna con olor a bosta.

    Todo tiene que ver con todo: La negación de los 30.000 desaparecidos, la prisión de Milagro, la prisión domiciliaria de asesinos que AHORA SON VIEJOS PORQUE NO FUERON JUZGADOS por los gobernantes anteriores, CUANDO ERAN JÓVENES, la importación de cualquier-cosa-de-cualquier-parte, la represión a viejos jubilados, tan viejos como ESOS ASESINOS AHORA VIEJOS, la persecusión y proscripción de periodistas, el terror inmenso que tienen a que la PATA CIVIL de los años de plomo sea juzgada y condenada, como corresponde.

    Ahora, para embarrar bien la cancha como es su costumbre, están pudriendo la cabeza del pelotudaje crédulo vernáculo con pedradas invisibles, amenazas de bombas, intentos de asesinato y varias turradas más, convenientemente desparramadas por sus medios de mierda, especialistas exclusivos de ése tipo de mentiras, alarmas y catástrofes.

    Si esto sigue asi, no me extrañará que se animen a pergeñar algún plan conintes o, ya que estamos, directamente el estado de sitio. Todo para proteger la integridad de la crápula que está destruyéndonos, para así poder conseguir que "a Macri le vaya bien".

    Con el nuevo rejunte gremial no veo una salida digna. Con gran parte de los políticos, tampoco. Creo que sólo queda la alternativa de salir a la calle siguiendo el ejemplo de las Madres, esas viejas maravillosas que a pesar de todo lo que debieron y aún deben soportar, nunca le escabulleron el bulto a la arremetida de los hijos de puta.

    ResponderEliminar
  2. Cuando éramos chicos, la pasábamos bien con "Los Picapiedras", esos simpáticos cavernícolas y sus dinosauritos como mascotas....éramos tan chicos!.
    Bueno, ahora podemos pensar que nuestro amado virrey de la dependencia sin angustias en el fondo de su corazoncito mineral también es un tierno niñito, que tiene derecho a tener de mascota a esos dinosauritos criminales, no seamos malos con él y su ternura.... yo que usted, Daniel, voy comprando las banderitas para los próximos actos de acción de gracias a ese bicherío repugnante. ¿No me cree?, no me crea pero, por las dudas, no apueste. La chiva tira pa'l monte, no?

    ResponderEliminar
  3. ¿Existe una cara de asesino más obvia que esa?

    Macri es todo eso: hambre, desempleo, dictadura, genocidio. Los que lo votaron, que se miren al espejo y que replanteen sus propias vidas.

    ResponderEliminar
  4. HAce unos cuantos años que lamentablemente se vienen otorgando domiciliarias a genocidas,no es algo nuevo.
    Hay casos donde el mismo juez que falla a los genocidas les dice al abogado defensor "dr, sabe que puede pedir la domiciliaria, no"?
    Lamentable

    ResponderEliminar