domingo, 14 de febrero de 2016

Un mail que me envía el amigo Barra




Hace unos días edité esta entrada a la cual ha respondido nuestro compañero de ruta Carlos Barragán de esta manera:

Querido, Daniel:
Entré muchas veces a leer tu blog (porque me gusta) y hoy encontré algo sobre mí y mis compañeros que no me gustó.
Hubiera querido responder donde corresponde: en los comentarios, pero no sé cómo hacerlo (algún día aprenderé a usar internet como si fuera joven). Así que tomá esta respuesta como pública y realmente me gustaría que la subieras a tu blog. Pero esa es tu decisión y potestad.
 
En tu comentario SOLO UNA BREVE OPINIÓN SOBRE LOS MEDIOS PÚBLICOS, y la parte que me toca, creo que te faltan varios elementos para tener una mirada más amplia sobre el asunto. Acá te pongo los párrafos que me interesan: 
 
“El caso es que los medios oficiales sirvieron en los períodos de gobierno del kirchnerismo para nivelar la brutal embestida lanzada desde los medios privados.
Pero entonces que hacemos hoy? Desde ya no me parece eso de llorar el tango fatal en las puertas de Radio Nacional de parte de periodistas que respeto y estimo pero que pretenden ingresar a un sitio donde ya -desde mi punto de vista, claro- no deberían hacerlo.”
 
Por supuesto que fue una escena que nadie quería esa que describís como “pretender ingresar…”. Lo cierto es que no pretendimos ingresar (eso planteaba Clarín: ingresar violentamente dijeron), sino que fuimos a cumplir con lo que habíamos firmado, contratos legales que el nuevo gobierno decretó ilegales, como decretó ilegal la ley de medios, a las autoridades de RTA, al AFSCa, ambos mandatos que llegaban hasta el 2017, como echó a un miembro del directorio también por decreto, etc. De ninguna manera podíamos dar por “documento oficial” las declaraciones de Lombardi en Intratable cuando no tuvimos ninguna comunicación formal, ni institucional. Por eso creo que sí debíamos ir para que alguna autoridad –en este caso la nueva directora de la radio, quien no sé si hasta el día de hoy tiene un mandato formalizado en el Boletín Oficial, aunque Macri no necesita institucionalidad- nos contara cuál era nuestra situación laboral. No fuimos a llorar, ni a insistir, ni a pedir nada, fuimos porque todavía creemos que la ley existe y lo ilegal también.
El otro párrafo que quería mencionar es el siguiente:
“Por supuesto que me gustaba "Todos en cuero"; muy original, muy divertido, muy sustancioso, pero pasado de rosca hay que decirlo propagandísticamente. Pero no me parece adecuado siguiera saliendo desde Radio Nacional y menos que se esgrima que debido al rating con que contaba debería seguir haciéndolo. Porque para el caso, es mentira que el rating de Víctor Hugo era bajo. Y si eso hubiese sido cierto se hallaba en inmediato camino de elevarse notoriamente en función de la baja de los programas oficialistas cuya vasta audiencia hubiera emigrado naturalmente hacia allí.”
 
Primero, gracias por escuchar mi programa. Eso me exime de explicar la cantidad de laburo que todos pusimos ahí. Gente de muchos años de radio, un productor de lo mejor, el mejor operador, toda gente talentosa y del medio. Digo esto porque te faltó otro punto no menor a tener en cuenta para pensar qué pasó con los que hacíamos la radio nacional. Lombardi, Sigal y demás se dedicaron desde el primer día a lincharnos mediáticamente con que nos habíamos enriquecido sin laburar, que éramos ñoquis, fanáticos, de opinión rentada, en definitiva “chorros” –que es lo que a algunos nos gritan por la calle gracias a Lombardi. Lombardi mintiendo sobre nuestros ingresos, mintiendo descaradamente con que sí nos habían avisado a cada uno de nosotros sobre nuestra situación laboral. Bien, Lombardi hizo una lista negra, macartista, la prueba está en que algunos quedaron fuera de esa lista y siguen en la radio, y así decidió nuestra suerte por nuestras postura política. Ese se llama persecución ideológica. Y eso se llama hacer bosta la honra de un ciudadano. Y ese se llama convertir a un ciudadano con derechos en un cuasi-delincuente sin derechos. Esos datos faltaron en tu comentario. Por eso, para defenderme –si se me permite- es que en alguna ocasión recordé que mi programa estaba segundo entre todos los programas de las radios del país, porque eso habla también de que se hacía bien, con profesionalismo, con calidad y no solo “pasado de rosca propagandísticamente”. Un concepto que me extraña porque pone a todo aquel con convicciones políticas, con intereses políticos, y con la voluntad política de cambiar algo desde el puesto que le toca, en el lugar de un “propagandista”, que no es más que un propalador de ideas ajenas a cambio de algún beneficio quizá material, supongo.
 
A lo mejor sí tengas razón en que era absurdo que Lombardi y cía tuvieran un programa como el mío en su programación “pluralista”. Era su derecho si hubieran tenido el derecho. Pero al tomar la radio en forma ilegal su programación es ilegal porque viola la LSCA. Pero que ellos se arreglen. Ahora veremos, verás, lo que es esa programación diseñada para que la radio la escuche cada vez menos gente, para que fracase RNA, como debe fracasar todo lo que es del Estado (la radio, la tele, la salud, la educación, etc) en un gobierno de derecha que cuenta con la mayor acumulación mediática jamás vista. Y con muchas ganas de proscribir a gran parte de la población.
Hoy tipos como yo, Caballero, Cynthia García, por el accionar gubernamental, somos “espantapautas”. Es decir, somos la garantía para cualquier radio de que el gobierno no pondrá pauta allí donde estemos. Por lo tanto no tendremos laburo. Pero además nos llevamos gratis el manchón de ser ñoquis, ladronzuelos, vivillos, corruptos, millonarios, chantas, fanáticos, etc. Y es más, ningún gobierno levantó la programación entera de RN apenas llegado. Esas cosas se hacen con cuidado (mayor o menor), justamente porque la política se hace con política y con persecución. Pero no quiero que esto sea leído como una defensa personal o corporativa. El macrismo está haciendo lo mismo con otros trabajadores del Estado, mintiendo que son ñoquis, revisándoles el facebook, y echándolos por lo que piensan y por las ideas que defienden. Así terminó nuestra reunión con la directora de la radio, cuando ella admitió que “revisaron el twitter” nada menos que de Halperín.
Bueno, Daniel, perdoná la intromisión en tus cosas. Pero como tu blog se llama EL AGUANTE POPULISTA creí que merecía la pena no perdernos en la neblina que nos propone esta derecha autoritaria.
Te mando un abrazo grande. Y a seguir.
Carlos Barragán

El gran verso del federalismo y el salvataje de las economías regionales como caballito de batalla de campaña


El ministro súper-unitario que tenemos no puede con su desprecio al interior del país y no cesa de demostrarlo






Asociación de Productores de Leche (APL):

“Luego de las medidas económicas aplicadas al campo por el actual Gobierno, la pérdida en pesos por litro de la leche se duplicó”

“La situación de quebranto de los últimos meses se agravó en diciembre y enero”

“La lechería atraviesa el peor momento de su historia y no hicieron una planificación de su problemática”

“Por cada vaca que ordeñamos estamos perdiendo plata, nos endeudamos o nos descapitalizamos

“La devaluación es pan para hoy y hambre para mañana porque el productor tiene costos que en su mayoría están dolarizados"