miércoles, 30 de julio de 2014

La historia dirá que fue la presidenta que desendeudó el país. Y los que la relatan como la han relatado los mitristas ofrecerán un Relato distinto, como el de "los negros que hacían asado levantando el parquet"



Todavía los Buitres no aceptaron nada y ya están tan deprimidos?

Los sitios web tienen sus particularidades.
El comentarista opositor más destacado de ámbito.com es un tal Camboyano.
Cada día desde hace años comenta con suficiencia y marca las seguras zozobras que habrá de atravesar el oficialismo en vistas de las políticas que decidió asumir para su gestión.
Así es que inexorablemente termina sus comentarios con un "Jaja" que resalta dicha suficiencia.

En los medios gráficos y audiovisuales cuenta la oposición con acentuados derechistas como Longobardi, Grondona y Lanata que no pueden ni quieren disimular ese arco emocional que deslizan; la acidez el primero (el mismo que cuando joven conformaba aquel dúo de suficientes noventistas con Hadad); el hastío el segundo y la ira, el tercero.

Están todos muy indignados, pero hoy le suman a su hastío cierta depresión para nada disimulada.
Camboyano brilla por su ausencia. Recién cerca del mediodía está apareciendo con alguna boludez extemporánea y su "jaja" de memoria.
Joaquín acude en The Nation al intríngulis de que a los bancos se les ocurrió salvarnos y Clarín directamente abreva en el desagradecimiento del gobierno que antes criticaba a esos mismos bancos.

Los fóbicos del populismo traslucen un demesurado cagazo al festejo que se puede venir de solucionarse el entuerto con los Buitres.
Ya están deprimidos, imagínense si llega a haber fiesta.

El único acto populista que conciben y saludan es el del irracional cacerolazo.
Un espasmo barato y demagógico donde hasta se privan de un choripán para matizar y amenguar el apetito que les puede ocasionar la marcha.

Estos tipos no festejan con asados con choripán, morci y chinchulines?
Qué mierda comen en las estancias y los countries los domingos?
No gritan los goles de su equipo?
Ah, pero nosotros no podemos festejar.
Porque eso se acerca peligrosamente a una "malvinización".
Bueno, si analizamos lo que va por la vertiente que acentuó ese término para describir la supuesta euforia gubernamental ante un resultado favorable en el tema Buitres, tenemos que hablar de un Majul por ejemplo y ya caemos en rozar lo que parece un deterioro mental de cuidado.
Por allí, las emociones que se mueven son de rebote, parece que hasta carecen de las propias.

Y sí, este es un blog que hace hincapié en las emociones y cuáles fueron por estos días en los que se juega una de las más fuertes coyunturas de los últimos tiempos, las de la mandataria "bipolar" (tal como ciertos perturbados la habían diagnosticado)?

En serio que acudió a la tribuna para armar una suerte de "malvinización"? En serio que se desató en un "histeriqueo populista"?
A ver los videos?
Yo la vi de lo más calma. Transmitiendo seguridad, tranquilidad. Pero no a lo que prometía sobre sí Lilita, que lo único que transmite en verdad son eructos y gestos paranoicos.
Tranquilidad cierta. Ayer se mostró sonriente y dispuesta frente a un grupo de jóvenes a quienes se dirigió antes de la cumbre Mercosur.
Recibió así el apoyo de todos los mandatarios de los países vecinos, aún de aquellos de signo ideológicamente opuesto.

El "relato" de la oposición no se detiene.
El relato...
Hablan de "relato" los que relatan todo el santo día.

Van a relatarle a sus nietos que fue una mujer perversa, que le pegaba a su marido y gritaba consignas diabólicas en la soledad para que algún temeroso secretario las denunciara.
Cualquier cosa se irá decir de boca de aquellos que escucharon de chicos el relato de los brutos que desprendían el parquet del piso para hacer asado.

Lo que queda siempre es la perspectiva histórica. Hay una profunda desazón frente a esa que habrá de indicar que esta presidenta será recordada como aquella que desendeudó al país. Que bajó una deuda externa que parecía eterna, de un 200 % del PBI a menos de un 10 %.
Ya lo mandaron a Lanata a repetir incluso la payasada de mezclar esto a fin de degradarlo con el pase de mano de una billetera a otra del propio Estado. Para lo cual terminó desparramando su bilis hasta con nuestro amigo Musgrave hace poco tiempo.

Particularmente no voy a festejar nada si esto sale bien.
Porque convivo en un país donde una mitad se amarga aún más de lo que está con estas cosas que en definitiva son un preciado bien para todos.
Son mis compatriotas y si yo me apresto a festejar veo que se hunden aún más en el rencor.
Esto es extraño. Pero no por extraño deja de ser real.

Esto es como estar en la cancha y mientras festejás otro gol que habrá de coronar un seguro triunfo, uno de tu propia hinchada, a tu lado, te reprende y con gesto adusto te dice: -"Pero no ves que con esos laterales en cualquier momento nos agraran un par de wines habilidosos y nos la mandan a guardar?".
- "Pero cuando?", le decís al que te cortó el festejo.
-"Ahora, o en el próximo, no lo ves? que querés, con el técnico y los aplaudidores que tenemos!"


Imaginando el relato que se viene, tengo la extraña sensación de que mejor era ir al defol.

Y este es el Majul de la política. No entiende nada el muchacho. Y para más es hincha del Rojo!



No sé vos, pero yo prefiero deberle a NML y Aurelius que a Brito.
Para mí, eh.