miércoles, 24 de agosto de 2016

El Jefe de chistes pesados del macrismo fue a Diputados y dijo


luego de conocerse el alarmante índice de desocupación anunciado por el Indec


- "Debemos tener la honestidad de ver que el nivel de actividad es el mismo del año pasado”
- "Debemos avanzar con la propuesta oficialista de Primer Empleo para los jóvenes"
- "La cifra de empleo, que es del 41% de la población económicamente activa es la misma del año pasado"

Una pregunta muy frecuente de los legisladores fue la posibilidad de reabrir paritarias "Frente a la pérdida de la capacidad adquisitiva del salario ante el proceso inflacionario" a lo cual, el jefe que había asegurado que su jefe no tenía cuentas ni activos no declarados en el exterior, contestó:

-"Se desconoce la pérdida de la capacidad adquisitiva del salario invocada. Por otra parte, se señala que al haber negociado acuerdos los distintos sindicatos y encontrándose los mismos vigentes, no corresponde su convocatoria"

Recordemos que hace más de un mes había lanzado este capo-cómico uno de sus mejores chistes:

-"Estamos viviendo un momento muy bueno, donde se recuperó la esperanza a partir de la unidad. Y eso se dio porque hubo una enorme voluntad de cambio", 




Y hablando de chistes, hoy cumpliría años el Negro Olmedo. Lo recordamos en un sketch que presagia la que se viene con estos enfermos que tenemos en gobierno


domingo, 21 de agosto de 2016

Panorama desde la peluquería



Hay un acuerdo tácito con el peluquero y entonces hablamos de fútbol. Y como somos dos memoriosos la sesión se suele quedar corta. Y así va la cosa.

De vez en cuando algo se le desliza y entonces como la conversación pasaba por Rácing lo menciona a Bonelli que opinó sobre la situación económica del club, y después que Rodríguez Larreta… y ante mi silencio, absolutamente respetuoso… lo mencionó a Néstor, así por el nombre y yo siento que para contemporizar porque es obvio que nada puede hacer por su querido club desde el más allá.

Se que nunca vamos a estar de acuerdo aunque en verdad no lo se, digo, no me consta a tal punto.
Al hombre -cierta vez se despachó- le indignaba como nada lo que llamó "el choreo". De manera que como nadie puede escapar a sus contradicciones por más que lo oculte, muy a gusto no debe estar con haberle colocado el voto a la banda de delincuentes más grande del pago.
Pero claro, nadie da el brazo a torcer así porque así. Y yo no se lo pido, ni a él ni a nadie.
El caso es que al menos está dando una contribución cierta para el cierre de la grieta. Esa que jamás se va a cerrar.
Cuando entro y está Mitre la cambia, cosa que jamás le pedí. Pero bueno, hay un tema que es la convivencia y se la puede llevar a veces sin aflojar cada uno en lo suyo pero prestando una mano a la buena voluntad.

Sin embargo hay microclimas, extendidos por cierto y por demás, que han ahondado de manera alarmante la famosa grieta por sobre una falsa promesa de campaña de cerrarla.
Y aunque hoy por hoy se la equipare a la vieja y permanente lucha de clases es seguro que la cosa pasa más por otro lado. Esto es, el de los prejuicios.
Nada más preciso que esta situación política que nos toca para encontrarnos con lo más pertinente de su significado.

Y contrariamente a lo que estoy escuchando en este momento en El Vermucito sobre cómo habría Macri afinado su conservadurismo ancestral para mostrarse progre, entiendo que llega hoy adonde está más que nada motorizado por ese manojo de prejuicios con que los medios azuzan a su clientela acerca de lo espantoso que sería el populismo. Con una cantidad de críticas que termina coincidiendo por todo lo contrario con lo que afecta a la agrupación que llevaron a gobierno con su voto.

Tal vez llegue esa imagen maquillada y dibujada de Macri a una gran parte de la población que lo tiene para sí como tipo popular y que solo por ello parece que le alcanza y sobra para encumbrarlo.

Lo que no le sobra a Macri es tiempo, desde ya, ese tiempo que reclaman a la ciudadanía como prudente para permitirle actuar en gestión. Es evidente que se suman a una lista cada vez más extensa, aquellos que advierten lo nocivo del tiempo que utiliza el gobierno para seguir alimentando, más que a los ricos (para quienes gobierna) a aquella, la porción de los ricos más troglodita en cuanto a hacerse de dinero a costa de pasarle por encima con una topadora a todo lo que fuera y a quien sea. Y cayendo en cuenta además, que todo aquello que acumulan es no más ni menos que a costa de pulverizar sus derechos. 

Hay una imagen que es por demás elocuente; la de los funcionarios más altos de gobierno inaugurando lo que el anterior había realizado o cuestiones por demás insignificantes en relación al puesto que ocupan. Y ahí no se que malabares pueden hacer para intentar que semejante fotografía lastimosa pueda camouflarse como positiva.

Pero el más grave de los problemas es que esta gente juega con fuego.
Es demasiado alto el costo que habremos de pagar por esta desfinanciación brusca del Estado por merma de recaudación y el consecuente desbocado déficit en curso, por el endeudamiento exacerbado y permanente -al que son arrastradas además las provincias- y por el tarifazo.

martes, 16 de agosto de 2016

La banda de psicópatas en gobierno mandó a pegarle a los viejos



Mientras tanto, la mafia periodística que los cubre sigue descendiendo sótanos en su cueva de ratas estampando un título de antología

domingo, 14 de agosto de 2016

Contra el chamuyo liberal-conservador (que no tienen otra cosa)



Cada día los chamuyadores a sueldo del macrismo, sean legisladores, sean comunicadores deslizan una cantidad de mentiras insoportables sobre el gobierno kirchnerista de manera que, más que deformar los hechos, directamente invierten la realidad de lo que fueron concretamente sus políticas.
A tal punto llega el caradurismo de esta gente que abren sus bocazas invocando con una fingida indignación (a un punto extremo de cinismo) la supuesta destrucción de lo que ellos mismos sí estan ahora destruyendo. A saber; la industria, el trabajo, situaciones de bienestar a la que habían accedido capas medias y de sectores vulnerables y particularmente el desarrollo energético.
Sobre esto último, este artículo desarrollado en el Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo esclarece sobre el tema:

El Plan Energético Nacional fue puesto en marcha en mayo de 2004 por el Presidente Néstor Kirchner. Dicho plan, el más ambicioso de la historia energética nacional hizo posible finalizar obras de energía por más de 24.455 millones de dólares apuntalando una economía que se expandió en un 90% en los últimos doce años. Debe tenerse en cuenta que en el año 2003 no había ningún plan estratégico ni obra de envergadura en marcha, licitación o al menos con los pliegos redactados, por lo que el gobierno nacional debió hacerse cargo de la ejecución y la planificación de la política energética. Por este motivo, hubo que diseñar un plan desde cero, orientado por la visión estratégica del Presidente Kirchner de colocar la energía al servicio de un proceso de desarrollo industrial y de la mejora de calidad de vida de los ciudadanos argentinos, manteniendo valores competitivos, con el objetivo de desarrollar la economía del país.

El Plan contempló la ampliación de gasoductos y plantas compresoras, la terminación de obras estratégicas como Yacyretá y Atucha II, la construcción de centrales termoeléctricas e hidroeléctricas, líneas de transporte eléctrico, obras de transformación y de distribución eléctrica, el impulso a la actividad nuclear, el fomento de las energías renovables y de los biocombustibles, así como también la exploración y el desarrollo de los recursos hidrocarburíferos convencionales y no convencionales. La ejecución de las obras no solamente permitió aumentar la oferta de gas, energía eléctrica y combustibles en las regiones que formaban parte en ese momento del sistema energético nacional, sino que también posibilitó vincular al Sistema Argentino de Interconexión (SADI) a diez provincias y regiones que hasta el año 2003 se encontraban aisladas: Chubut, Santa Cruz, San Juan, La Rioja, Formosa, el Interior de Chaco, el Norte de Santiago del Estero, Jujuy, Salta y el sur de Mendoza.
El cambio paradigmático fue que, a diferencia de otras épocas donde se privilegiaban las exportaciones de energía, el eje estuvo puesto en ampliar la cobertura nacional de los servicios y ampliar el suministro a la industria argentina. Los números no dejan lugar a dudas: a través del Plan Energético se amplió en 27 millones de metros cúbicos por día la capacidad de transporte de los gasoductos, se incorporaron 12.250 MW y se construyeron más de 5.800 kilómetros de líneas de alta tensión que permitieron anillar el sistema energético nacional. El cambio de fuerzas en la matriz energética fue transformador. El Estado pasó de tener una presencia del 21 al 41%, el capital privado nacional del 8 al 28% mientras que el capital extranjero se retrajo del 66 al 26%. En estos 10 años la demanda energética en la Argentina prácticamente se duplicó, al igual que el producto bruto interno.
Entre los años 2003 y 2006, luego de un trabajo de planificación de tres años, la Argentina rediseñó su actividad nuclear mediante el denominado Plan de Reactivación Nuclear, el cual fue anunciado el 23 de agosto de 2006. Los lineamientos establecidos por el entonces presidente Néstor Kirchner transformaron la actividad nuclear por primera vez en la historia en política de Estado: se involucró al sector científico, técnico, industrial, a la medicina, a los proveedores y se impulsó la complementación con empresas y países de la región y del resto del mundo. Emblema del Plan Nuclear: la terminación y la llegada al 100% de su potencia de la Central Nuclear Atucha II "Presidente Néstor Kirchner", de 745 MW, la cual estaba abandonada desde hacía una década; la medicina nuclear y su aplicación en oncología, cardiología y neurología; la producción de radioisótopos a escala internacional, la exportación de reactores de investigación y de placas y planta para la obtención de radioisótopos.

Asimismo, ante el exponencial y rápido crecimiento de la demanda energética generado en el modelo de desarrollo con inclusión, se construyeron centrales hidroeléctricas (se terminó Yacyretá) y se construyeron nuevas centrales térmicas a gas y combustibles líquidos que requieren menor plazo de obra, como las usinas San Martín y Belgrano, que incorporaron 1.660 MW, así como las centrales Ensenada y Vuelta de Obligado, entre otras. Por su parte, las líneas de alta tensión representan mucho más que los 5.800 kilómetros que se tendieron desde el año 2003 (61 % más que la red entonces existente): significan la oportunidad de un desarrollo industrial para regiones como la Patagonia, el NOA y el NEA, históricamente vedado por la falta de energía, profundizado por la geopolítica conservadora que pretendía dividir al país en regiones viables y no viables. Estas obras no sólo abrieron la posibilidad al desarrollo y crecimiento en regiones históricamente relegadas y postergadas sino que también permitieron aprovechar el desarrollo de recursos energéticos, como los parques solares en San Juan o la energía eólica e hidroeléctrica en la Patagonia, que antes era imposible desarrollar por la falta de conexión e infraestructura.

Todas las obras mencionadas se tradujeron en la incorporación de nuevos usuarios a lo largo y a lo ancho del país a servicios a los que anteriormente no tenían acceso: desde el año 2003, se sumaron casi 4.600.000 hogares y 320.000 nuevos medidores industriales y comerciales a la red eléctrica, mientras que se conectaron a las redes de gas a más de 2.300.000 de hogares y a 120.000 nuevos medidores industriales y comerciales. Finalmente, debemos destacar la creación de ENARSA y la recuperación de YPF. Hoy ENARSA cuenta con más de 2.800 MW de potencia instalados y además es el vehículo para la integración regional con los hermanos países de Bolivia y Venezuela que le permitieron a la Argentina un ahorro acumulado de combustible equivalente a 14.000 millones de dólares.

La histórica decisión de la Presidenta de la Nación de recuperar el control de YPF marcará el paradigma de las políticas energéticas durante los próximos años. Esta decisión no fue arbitraria y tuvo lugar luego de un largo proceso de evaluación que culminó demostrando que el objetivo del accionista de YPF era financiero monetizando reservas sin plan de reposición de las mismas como forma de presionar para la redolarización de la energía. Nunca antes en la historia argentina se hicieron tantas obras en el sistema energético como en estos once años desde 2004.


Fuente: OETEC
(12/2015)

viernes, 12 de agosto de 2016

Amargados estaban, amargados siguen, amargados se van a ir



El caballito de batalla que dice que la emisión de dinero es la exclusiva generadora de inflación se le hizo añicos en la cara a los sacerdotes del liberalismo y ahorra arremeten... contra la cadena comercial.
Justo lo que nosotros decíamos, pero en lugar de ir contra los acaparadores con nombre y apellido: Coto, Carrefour... van contra "El Círculo Rojo" (?).
Se lanza la consigna y todos los legisladores Cambiemos a la carga con ella para justificar el puesto. Como hacen de continuo con todo tópico que le bajan en línea.
Y quién será el "Círculo Rojo"?
Los que apoyaron y permitieron que Macri llegue a la presidencia, acaso?

El mismo par de zapatos que aquí se vendía y vende aún a 4.000 pesos se consigue en Paraguay por 1.200.
El mismo cuello de botella que encontraba el gobierno nacional y popular y combatía desde la secretaría de comercio, estigmatizada por el... "Círculo rojo"?  ahora pone en jaque a este gobierno con la inflación que le quita lo que les resta del colchón a los sectores populares. Y que cuando termine de terminar dará en que ya los popes del... "Círculo Rojo" de la cadena comercial no podrán seguir inflacionando.
Para ese entonces la industria nacional habrá terminado de sufrir el mazaso que hoy da con una bruta caída del diez por ciento interanaual.
Y ya será definitivamente éste, otro país.

Y todo dio para que quienes la secretaría de comercio defendía, sin embargo la atacaran por hacerse eco de los medios de comunicación dominados por el... "Círculo Rojo"?

Cuando pase el temblor -la tempestad, se diría- neoliberal, uno pretendería como mínimo que ya un nuevo gobierno nacional y popular, si es que llega respetando sus convicciones, no les vuelva a pagar la deuda que en tan solo ocho meses duplicaron.

Los legisladores Cambiemos acuden a los programas televisivos para decir cualquier cosa, mejor dicho, cualquier barbaridad, como que el gobierno que terminó de interconectar el país en la red de energía eléctrica habiendo llevado a cabo la mayor inversión de que se tenga memoria, no invirtió un peso.
Es imposible debatir con esta gente. No tiene sentido alguno.
Esto no termina bien y es por su cuenta y cargo exclusivamente.
El tarifazo terminó de poner en jaque a la población sumando al cuadro inflacionario lo que nunca antes sumaba. Porque lo que sufría nuestro gobierno era el asedio del índice de precios al consumidor.
Esto de hoy, sí es inflación pero de la enterita, con tarifas y todos los ingredientes. 

Hoy los comentaristas que siguen bancando al Gobierno de la Venganza llegaban a dar vivas por Videla en circunstancias de un Macri arribando a Mar del Plata, víctima de unos piedrazos que ni siquiera existieron.
Ellos tienen una visión de los hechos de lo que sucediera desde la dictadura a esta parte antágonica a la nuestra.
Ellos solo destruyen y difunden hambre y amargura.
Ellos son los saqueadores. Los que se la llevan en pala hacia las arcas de los ricos. De qué vamos a hablar?
De las causas de la inflación? De quienes conforman el... "Círculo rojo"?

Esta gente no festejó siquiera su propio triunfo. Esta gente viene como siempre a sembrar oscuridad y amargura. Esta gente está a la sombra de la muerte misma.

Y cuando hablamos de un gobierno popular que respete sus convicciones, no sabemos si el de Scioli lo hubiera hecho, siempre lo decimos, pero de ahí a dar cabida a ese relato mentiroso y contrafáctico que hubiese sido lo mismo que esta bazofia completa que accedió a Casa Rosada hay un límite absoluto.
Esta entrevista a quien hubiera sido Ministra de economía es infrecuente por la escasa visibilidad de Silvina Batakis, pero reveladora por encontrarnos con una mujer que en el puesto clave de la que hubiera sido la gestión Scioli se ubicaba a la izquierda del resto del eventual gabinete